QUIENES SOMOS arrow PROGRAMA DE ATENCIÓN arrow Grupos de Apoyo
Grupos de Apoyo PDF Imprimir E-Mail

El trabajo realizado en todos los grupos de apoyo se basa en hacer un recorrido del duelo, en base a las cuatro tareas del duelo:


  Aceptar la realidad de la pérdida
  Expresar las emociones
  Adaptarse a un mundo en el que el fallecido está ausente
  Recolocar emocionalmente al fallecido.


La duración de los grupos de apoyo es de aproximadamente dos horas y media.  En cada grupo, hay entre 5 y 12 usuarios participando en conjunto con un facilitador psicólogo(a), y en algunos casos, con una persona que se ha recuperado de su pérdida.


La metodología utilizada incluye: catarsis (expresión de sentimientos), ejercicios de papel y lápiz (para desarrollar temas de manejo emocional: ira, culpa, miedo, tristeza, etc.), ejercicios de relajación y visualización guiada, análisis de películas, entre otras.


Para los participantes de los grupos de apoyo realizamos “sesiones especiales” de manualidades, musicoterapia, arcilla y pintura, los cuales son medios muy útiles para aquéllos a los cuales se les dificulta expresar sus emociones por medio de las palabras.


Cada grupo inicia con las acostumbradas reglas de confidencialidad, respeto e igual oportunidad para tomar la palabra.  Insistimos en que no obligamos a nadie a hablar, haciendo énfasis también de que es mejor cuando se comparte el dolor con otros, que cuando es llevado como una carga por la persona.


Los grupos de apoyo en duelo para los adultos son abiertos, es decir, que es posible entrar en ellos en cualquier momento del año, mientras que los grupos de apoyo para niños y adolescentes son cerrados, es decir, tienen una duración determinada de aproximadamente 8 sesiones.


En los grupos no prevalece ninguna creencia religiosa.  En ellos pueden participar personas de todas las denominaciones religiosas que haya en nuestro país, con la única salvedad de que está prohibido hacer cualquier tipo de proselitismo o imposición de ideas religiosas sobre los demás.


Todo está permitido en el grupo, excepto lastimarse o lastimar a otros física o verbalmente.  Cada facilitador de grupo sabe que su labor no es juzgar la forma como la persona lleva su duelo, sino acompañar y brindar aceptación incondicional del otro.

 

Haga click aquí para llegar nuestro Formulario de Solicitud de Atención